jueves, 22 de marzo de 2012

Manifiesto


Hoy, 22 de marzo, ha tenido lugar un Acto en defensa de la Educación Pública en la Facultad de Ciencias de la Educación. El texto se envió previamente a todo el profesorado, alumnado y PAS de la Universidad de Málaga, junto con una invitación a acudir a la concentración de hoy. Tras la lectura del Manifiesto por el Decano de la Facultad, José Francisco Murillo, se ha procedido a recoger firmas de adhesión y más  tarde se ha mantenido una rueda de prensa con los medios de comunicación. 

Manifiesto en defensa de la Educación pública, en las enseñanzas universitarias y no universitarias, promovido por el Decanato de la Facultad de Ciencias de la Educación




El Decanato de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga, contando con la adhesión a título personal de todos los asistentes a la reunión de su Junta, celebrada el 7 de marzo de 2012, alarmado porque la aplicación del Real Decreto 20/2011 de 30 de diciembre, de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público, sin duda comporta graves efectos sobre la calidad de la docencia y de la investigación de los centros universitarios de formación de docentes y profesionales de la educación, deseamos hacer saber a la opinión pública las siguientes consideraciones:


-La calidad y la excelencia en educación son a nuestro entender la garantía de una sociedad plural, democrática, participativa, solidaria y libre.

-La inversión en educación no puede contemplarse como un gasto opcional, que pueda recortarse en momentos de dificultad. Es, por el contrario, precisamente la condición garante del desarrollo económico sostenible de todos y cada uno de los pueblos, y en particular de aquellos en situación de crisis de crecimiento. Es, a nuestro entender, la mejor receta para salir de la crisis económica al potenciar el capital humano que requiere un modelo económico más eficaz, moderno, solidario y ecológico.

-La Escuela y la Universidad pública es la fórmula organizativa más adecuada para garantizar, sin discriminaciones de ningún tipo, el derecho de todos a la educación, para fomentar la pluralidad, la igualdad y la libertad y evitar los guetos, sectarismos y adoctrinamientos de otras formulas institucionales privadas que pueden profundizar la brecha de las desigualdades económicas y sociales.

-Los recortes a la educación pública amenazan gravemente el desarrollo de este derecho fundamental de los individuos y el funcionamiento satisfactorio de este motor básico de la vida democrática y de la vida económica de la sociedad.

-Los importantes recortes en educación justifican la sospecha extendida de que la crisis económica se puede estar aprovechando de manera no declarada para imponer un modelo de organización privada del servicio público de la educación, tanto en los niveles no universitarios como ahora en los niveles universitarios.

-Por otra parte, es imprescindible destacar que los recortes en la educación universitaria llegan en el peor momento, y por tanto son aún menos justificables. La docencia universitaria española se estaba empezando a transformar, al hilo del denominado espíritu de Bolonia, en una universidad moderna homologable dentro del EEES. Los cambios metodológicos, los grupos reducidos de docencia y la función tutorial del profesorado son claramente incompatibles con los recortes de personal que impone el real decreto. 

- Por último, los graves recortes en la contratación y renovación de los contratos de los docentes universitarios, como ya está sucediendo en otras Universidades, no solo amenazan la calidad de la docencia y de la investigación en el ámbito público de la educación, sino que directamente ponen en riesgo de supervivencia a muchos centros universitarios de Ciencias de la Educación, que no podrán cumplir las funciones actualmente encomendadas. No puede olvidarse que por la configuración histórica de estos centros universitarios, procedentes de la transformación de las Escuelas Universitarias en Facultades, existe un alto grado de profesorado en proceso de formación, realización de la tesis doctoral y consolidación como funcionarios.

-En defensa de una educación pública de calidad y de verdadera excelencia de todos y para todos, el Decanato de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga solicita a las autoridades competentes que paralicen la aplicación del mencionado Decreto en la Universidad y defiendan con hechos y no solo con palabras el derecho de todos a la mejor educación posible. Con el mismo propósito hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía en general y de modo muy especial a quienes participamos en la comunidad educativa universitaria para defender y proteger la educación como el bien más preciado de los individuos, los grupos humanos y las sociedades democráticas, libres, productivas y solidarias.


Málaga, 22 de marzo de 2012 


El vídeo con la lectura del Manifiesto puede verse aquí